Galería Vértice

María Álvarez · Sinsentido

15/11/2007 - 17/12/2007. Sala 0.
Artista: María Álvarez (Luanco, Asturias. 1958).
Ver obras de este artista en la colección

Obra expuesta: Dibujos y grabados, realizados entre los años 2004-2007.

MARÍA ÁLVAREZ, expone por primera vez, de forma individual, en la Galería Vértice de Oviedo, en una muestra cuya inauguración tendrá lugar el Jueves 15 de Noviembre a las 19:30 horas.

Desde hace años el trabajo artístico de María Álvarez, se caracteriza por la pluralidad conceptual que se abre paso casi siempre a fuerza, porque el afán expresivo la impele a utilizar fácilmente el dibujo, el grabado y la pintura, pero también la cámara fotográfica y el medio digital si lo ve preciso. A la hora de expresarse, no existen cortapisas, la artista utiliza los recursos a su alcance con ductilidad, con facilidad, con deleite y con entusiasmo, resolviendo sus trabajos casi siempre desde el plano de la indagación, de la investigación, acometiéndolos como verdaderos ejercicios lúdicos y experimentales.

Bien es verdad que, desde sus inicios, la autora exprime con sabiduría las posibilidades del grafismo y que la racionalidad del dibujo domina siempre la composición. Por ello, el dibujo y el grabado ocupan un espacio fundamental, permitiéndole ambos medios canalizar su infinito interés por el dibujo. De hecho, muchas de sus estampas surgen posteriormente desde sus numerosas series de bosquejos.

Su obra, a pesar de una aparente liviandad, se carga de atmósfera, y traduce los diminutos micromundos emocionales, que la autora atesora con paciencia, y que a fuerza de replegarse sobre sí misma, de interiorizarse en su propia intimidad, la obra de María Álvarez despliega una gran complejidad de significado y de incontenible cuidado al detalle prestando, por ello, la máxima atención a lo sutil, a lo intangible.

Sinsentido

La exposición que presenta ahora en la Sala 0, Sinsentido, reitera su acusada voluntad de síntesis, dentro de una gran economía de medios formales y técnicos, afirmando el deseo minimalista que le caracteriza. Alegorías de sí misma, en las que enfatiza la vía irónica y paradójica, que se incrementa cada vez con mayor libertad en sus últimas creaciones, explorando mejor ahora el registro humorístico y también cierto desencanto crítico con el mundo del arte.

A pesar de que la aportación sigue siendo mínima, los formatos se expanden y se agrandan para desahogar la representación. Los títulos, que prologan las obras, se inscriben dentro del mismo esquema de proyección creativa, poniendo el acento, sobre todo, en el criterio conceptual.

Más que mostrar, tiende ahora a insinuar conceptos con los que pretende trazar un retrato personal tan evanescente como etéreo.

(Algunos de estos textos han sido extraídos de: Artistas Asturianos, Pintores Tomo VII, “María Álvarez”, María del Mar Díaz).

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar su experiencia online y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

OK · Más información